Bombardier se deshace por completo del programa del A220

Bombardier acaba de cerrar el acuerdo con Airbus y el gobierno de Quebec, por lo que se deshace por completo de su programa CSeries, ahora llamado A220 bajo la dirección de Airbus.

El fabricante europeo se hace con el 75% del total del programa a través de una subsidiaria canadiense, mientras que el gobierno de Quebec se hace con el 25% restante, asegurando la continuidad de la fabricación de parte del nuevo avión en esta provincia canadiense y la apuesta de Canadá por la industria aeronáutica. En total, Bombardier recibirá 531 millones de dólares de parte de Airbus al cierre del contrato y otros 60 millones a lo largo del año 2020 y 2021. sin embargo, por parte del gobierno canadiense, Bombardier no recibirá ninguna compensación económica. 

Stelia Aeronautique, subsidiaria propiedad de Airbus, seguirá fabricando en Canadá piezas del A220, como la cabina de vuelo Por el momento, se seguirá con la fabricación en Saint Laurent, donde también se fabrican algunas piezas de los A330. Tras un periodo de transición de 3 años, esta fabricación será trasladada a Maribel, para concentrar la producción del A220 y mejorar la logística necesaria para la fabricación de las piezas y los aviones.

Mediante este acuerdo, el gobierno de Quebec asegura la producción aeronáutica en la provincia, mediante 3600 puestos de trabajo garantizados por Airbus. No obstante, la producción final de la aeronave se irá trasladando poco a poco a la factoría que Airbus tiene en Mobile, Alabama, donde la primera unidad del A220 ya ha entrado en producción con piezas importadas de Canadá. 

Bombardier se deshace así de su último programa de aviones comerciales, centrándose ahora únicamente en la aviación ejecutiva tras haber vendido el programa CRJ a Mitsubishi Heavy Industries, la división de estructuras a Spirit y el programa DASH a DeHavilland Canadá

Comentarios