Alemania elige el Eurofighter, el Super Hornet y el Growler como reemplazo del Tornado

Según las declaraciones de la Ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, el ejecutivo alemán está a punto de confirmar el sustituto oficial del Panavia Tornado.

Según el mismo ministro, ya se han mantenido numerosas conversaciones con los diferentes fabricantes para llegar a un acuerdo por los aviones que sustituirán al Tornado, una vez descartado por completo el F-35 por su alto coste. 

Actualmente la Luftwaffe posee 93 unidades del Tornado con una edad media de casi 40 años. 83 unidades están activas y en condiciones de vuelo, mientras que otras 10 son para entrenamiento en tierra y para pruebas técnicas en estático. Los Tornado alemanes están certificados para llevar a bordo bombas termonucleares de caída por gravedad B61 de fabricación norteamericana, además de sus labores de reconocimiento aéreo y guerra electrónica. 
F-18 Super Hornet
Para sustituirlos, el gobierno alemán pretende adquirir entre 78 y 90 unidades del Eurofighter EF-2000 Typhoon, de los cuales ya posee 141 unidades y que es fabricado por el consorcio europeo Airbus. Parte de los nuevos Eurofighter sustituirán (además de a los Tornados) a algunas de las más antiguas unidades del EF-2000 que, según algunos rumores, podrían ir a parar a la flota española, finlandesa o suiza.

Para completar su capacidad nuclear, el gobierno alemán se habría decantado por el E/F-18F Super Hornet de última generación , probablemente todas las unidades en versión biplaza. Estos aviones, de los cuales Alemania podría pedir hasta 30 unidades, están capacitados para llevar cargas nucleares. Para complementar la capacidad de este modelo, Alemania también quiere adquirir el E/A-18G Growler, una versión biplaza del F-18 adaptada para la guerra electrónica.
F-18 Growler

El anuncio del pedido definitivo sería "inminente" y los primeros aviones deberían llegar a la flota alemana en 2025 para empezar a sustituir a los Tornado más antiguos. Con esta decisión, Alemania mantendría su poder aéreo en una flota mixta, a la vez que apoya la industria aeronáutica europea, siendo este último un punto fundamental en la decisión final. 

Comentarios