Los aviones que no volverán a volar tras el Coronavirus

El Coronavirus es una pandemia que ha provocado una tragedia a nivel mundial con decenas de miles de fallecidos por este patógeno que causa insuficiencia respiratoria. Pero, centrándonos en los aviones, vamos a hacer una pequeña lista con los aviones que (de momento) sabemos que no volverán a volar una vez pase todo. 

American Airlines:

La aerolínea norteamericana ha anunciado la retirada prematura del Boeing B767. En un principio, estaba previsto que estas aeronaves estuvieran en la flota hasta finales del año que viene, aunque ahora sabemos que ya no será así, dado que American ha previsto la retirada del que fue uno de los aviones más icónicos de la aerolínea para finales del mes de abril o principios del mes de mayo. 
Además, también ha anunciado la retirada de los Boeing B757 para finales de 2021, empezando la retirada de los mismos en mayo. No obstante, tal y como está la situación actual y lo malo que se prevé el resto del año en cuanto a la aviación, es probable que estas aeronaves no vuelvan del almacenamiento porque probablemente no habrá suficiente demanda para utilizarlos. Actualmente toda la flota de B757 y B767 de American Airlines se encuentra en tierra, al igual que el A330-200 y 300, B787-9 y E190.

Air Transat:

La aerolínea canadiense ha puesto punto y final a las operaciones con los A310, siendo una de las últimas aerolíneas del mundo en operarlos. En un principio, la retirada de esta aeronave estaba prevista para principios del verano, pero estos días han aterrizado por última vez en Toronto. 


Delta Air Lines:

Siguiendo con aerolíneas norteamericanas, los que más que probablemente no vuelvan serán los MD-80 que tienen una edad media de 29 años y los MD-90, con una edad media de 23 años. Resulta lógico pensar que una vez se vuelva a empezar a volar, Delta retire estos aviones en pro de los nuevos y más eficientes A220 y A320NEO. En cuanto a la flota de largo radio, Delta tiene el mismo problema que American Airlines con los B757/B767, que tienen una edad media de 23 años. Aunque la mayor parte de la flota de larga distancia de la aerolínea se basa en estos dos modelos, Delta ya ha empezado a recibir los A350 y A330NEO, por lo que priorizará estos últimos en los vuelos que vaya a retomar. Sin embargo, los B757/B767 se quedarán en la flota por algún tiempo dado que no tienen un sustituto aún.

KLM: 

La aerolínea holandesa ha retirado el pasado 29 de marzo su modelo más icónico, que ha volado bajo los colores azules durante 49 años y cuyo retiro inicial estaba previsto para el año que viene, con un gran ceremonia y celebrando el medio siglo en la aerolínea. La situación actual, sin embargo, ha precipitado esta retirada. La aerolínea los sustituirá con los B787-9 y -10 más eficientes. 

SAS: 

La aerolínea escandinava ha retirado en pocos días toda su flota de Airbus A340-300. Estos cuatrimotores iban a ser sustituidos poco a poco por los nuevos A350-900, no obstante, la llegada de la crisis ha mandado de forma anticipada los aviones a desguace. 

Iberia: 

La aerolínea española ya ha retirado otro A340-600 que estaba dentro del planning de sustitución de la compañía en pro de los A350-900, de los cuales ya posee 7 unidades. Es probable que debido a la situación actual se acelere la retirada de los cuatrimotores a pesar de que tienen una edad media de solo 14 años.

Singapore Airlines:

La aerolínea procederá a retirar sus 4 últimos Boeing B777-200ER a finales del mes de abril, si los planes no cambian. Aunque en Asia parece que la demanda de vuelos se está reanudando poco a poco, la aerolínea tiene los A350 y B787 mucho más nuevos y eficientes para cubrir la posible demanda que vaya a haber en las próximas semanas o meses.

Thai Airways: 

La aerolínea tailandesa no atravesaba una buena racha ya desde antes de la crisis del Covid-19. En los meses anteriores a este gran parón, la aerolínea ya había dejado en tierra todos sus Airbus A340, de los cuales tenía volando las versiones 500 y 600. Ahora, los siguientes en salir de la flota podrían ser los B747 y los B777, de los cuales aún tiene algunas unidades muy antiguas. No obstante, debido a su mala situación económica, también podrían salir de la flota algunos de los 6 (o todos) A380 que la aerolínea posee. En este caso, es más difícil adelantar lo que va a ocurrir, dado que Thai es una aerolínea estatal y como tal es muy probable que vuelva a recibir ayudas públicas con el objetivo de seguir operando su flota actual, si bien es cierto que la aerolínea posee los nuevos A350 y B787 (estos últimos, curiosamente están almacenados).

Air France y Lufthansa:

Ambas aerolíneas se han quejado, en más de una ocasión, del alto coste de los A380 de los cuales, de hecho, Air France ha empezado a retirarlos de la flota. Es probable que esta crisis acelere la retirada de varias unidades para reducir los costes de ambas aerolíneas. Dependiendo de cómo evolucione el mercado aeronáutico, es probable que Lufthansa acelere también la retirada de algunos de los Boeing B747-400 más antiguos, dejando en su lugar los A350 y B747-8I.

Korean Air: 

La aerolínea surcoreana también sufría severos problemas económicos antes de la crisis del Coronavirus y, de hecho, pocos meses antes había empezado ya a plantearse una reestructuración profunda de la misma, con cambio de rutas y de aviones. En este caso, el primer avión en dejar en tierra Korean Air fue precisamente el A380. Aunque Corea del Sur ha sido uno de los países que mejor ha controlado la crisis del virus, sus fronteras aún siguen cerradas para evitar la propagación del mismo. Esto agravará seriamente los problemas financieros de la aerolínea por lo que el A380 probablemente saldrá de la flota, acompañado de los B747-400 más antiguos.

Virgin Atlantic:

La aerolínea británica ha retirado a principios de marzo su flota de A340-600, cuya vida bajo los colores de la aerolínea había alargado debido a la demanda. Ahora, están en el punto de mira los Boeing B747-400: la aerolínea ya había manifestado su intención de deshacerse, gradualmente, de toda su flota de cuatrimotores para sustituirlos por los más eficientes bimotores A350-1000 y Boeing B787-9. Ahora, es muy probable que estos planes se adelanten.

Etihad:

Cada día está más claro que Etihad necesitará un gran rescate por parte del gobierno de Abu Dhabi debido a sus continuos números rojos. La aerolínea ya ha hecho una gran labor de reducción de la flota menos eficiente, incluyendo los A340-600 y la mayor parte de su flota carguera, cuyo destino ha sido Teruel. 

En resumen:

Cuando la situación actual se acabe y la normalidad vuelva al día a día, habrá una falta de demanda de vuelos considerable y un exceso de aeronaves, por lo que las flotas de las aerolíneas que consigan sobrevivir a la crisis serán más pequeñas. Los aviones más antiguos serán retirados y sustituidos por los más nuevos de los que dispongan. Por supuesto, en estas decisiones incluyen más factores que la simple demanda de vuelos, los contratos de arrendamiento y penalizaciones juegan un papel fundamental. 

Comentarios