Singapore Airlines manda sus A380 a Alice Springs

Cuando comenzó la pandemia del Covid-19, la mayoría de las aerolíneas dejaron los grandes aviones en tierra casi de inmediato. El primero de la lista ha sido el A380, que ya está en la lista de salida de varias aerolíneas como Air France y Lufthansa. 

La última en enviar este gran avión a un almacenamiento de largo radio en el desierto ha sido Singapore Airlines. La aerolínea tiene actualmente 19 unidades del A380, habiendo sido la primera aerolínea en retirar el A380 gracias a un acuerdo con Airbus por el cual el fabricante europeo le suministraría 5 nuevas unidades a cambio de las 5 primeras recibidas. Las primeras unidades de producción suelen ser menos eficientes que el resto de aeronaves y, por lo general, suelen pesar más hasta que se introducen cambios en el proceso de fabricación y en los diseños. Los dos primeros A380 entregados a Singapore Airlines ya han sido desguazados en Tarbes. Cabe destacar que de las primeras cuatro unidades llevadas a este aeropuerto, una tiene 8 años (9V-SKT) y el resto no llega a los 3 años de edad (9V-SKW/Y/Z).

Ayer mismo, cuatro unidades del A380 han aterrizado en el aeropuerto australiano de Alice Springs, en medio del país. Este pequeño aeropuerto es utilizado para almacenar aviones durante largas temporadas gracias a su clima desértico. Su clima muy seco con temperaturas moderadas y altas lo hacen perfecto para que los aviones sean parados allí una larga temporada, pues evita la corrosión de los componentes como pasaría en climas muy húmedos o fríos. 

Además de estas cuatro primeras unidades, se espera que en los próximos días lleguen más A380 de Singapore Airlines a este aeropuerto que ya alberga los Boeing B777-2000ER de la compañía asiática, así como numerosos A320 de Scoot o los Boeing B747 de Qantas, entre otros aviones. No hay fecha para el regreso a la flota de estas unidades ni de las demás que serán almacenadas en el desierto australiano.


Comentarios