Dos B-1B realizan una misión de 32 horas desde EEUU a China y de vuelta

Dos de los pocos bombarderos supersónicos Rockwell B-1B Lancer que quedan en condiciones de realizar una misión en la flota de la USAF, han realizado una misión de larga duración desde Estados Unidos al mar sur de China y de vuelta. 

Los aviones, pertenecientes al 28th Bomber Wing de la Base Aérea de Ellsworth, en Dakota del Sur, han despegado el pasado 28 de abril desde su base y, tras realizar una misión prolongada de 32 horas volando sin escalas hasta el mar del sur de China, han vuelto a los Estados Unidos. 

Esta misión se ha llevado a cabo conjuntamente con la BTF (Bomber Task Force), el Comando Indo - Pacifico de los Estados Unidos y el Comando Estratégico de los EEUU (USSTRATCOM).

Los dos aviones y los 4 tripulantes que llevaba cada avión a bordo despegaron desde la base localizada en las cercanías de Rapid City escoltados por 6 aviones F-16 como escolta. Los aviones fueron repostados en vuelo una vez (el B-1B tiene un alcance de 12.000km) y cerca del espacio aéreo de Japón, los F-16 dieron media vuelta y volvieron a los Estados Unidos. En su lugar, 15 F-15 de la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón continuaron escoltando a los B-1B. 

Tras cumplir la misión en el mar sur de China, los bombarderos volvieron a los Estados Unidos, también escoltados y repostando en vuelo una vez más. 

Estos ejercicios forman parte de las misiones de Alcance Global desde CONUS (Continental US) con el objetivo de desplegar bombarderos en cualquier lugar del mundo lo más rápido posible. Estas misiones de seguridad y disuasión con bombarderos, que se han realizado por primera vez en 2014, se han realizado también con los B-52H y los B-2 desde las bases de Pearl Harbor y Guam. De hecho, la última misión de la CBP (Continuous Bomber Pressence) de Guam fue una misión BTF llevada a cabo con B-52H.

Comentarios