El fundador de easyJet fracasa en su intento de echar a la junta directiva

El viernes 22 de mayo tuvo lugar una junta extraordinaria de accionistas de la compañía británica easyJet promovida por el fundador de la aerolínea, Sir Stelios Haji-Ioannou.

La intención de Stelios era echar de la junta directiva al director ejecutivo Johan Lundgren, al presidente John Barton, al director financiero Andrew Findlay y al director no ejecutivo Andreas Bierwirth. Si Sir Stelios conseguía echar a la actual junta, tendría el camino allanado para poder cancelar un pedido de 114 aviones a Airbus. Según el fundador de la aerolínea, ese pedido de 2013 se realizó bajo sobornos de Airbus, lo cual no resulta una locura dado que a principios de año Airbus recibió la mayor multa de la historia de la industria aeronáutica por sobornos y corrupción generalizada. 

En esta junta extraordinaria, votaron el 99% de los accionistas, pero el CEO de la aerolínea tenía un 45% de votos delegados. La familia de Sir Stelios tiene solo el 38% de las acciones y no consiguió los apoyos necesarios para pasar del 50% requerido para que su propuesta saliera adelante.

Sir Stelios, ha acusado formalmente de fraude la votación porque alega que un gran número de acciones las controla Airbus y que otros tantos accionistas han sido sobornados en el pasado por el fabricante europeo. Asegura que si se prohibiera votar a estos accionistas por un conflicto de intereses, Sir Stelios habría ganado con un margen de votos de 120 millones de acciones. 

El CEO de la compañía asegura que conoce personalmente a todos los accionistas que poseen más de un 1% de acciones y que Airbus no figura entre ellos. El pedido de 114 aviones sigue adelante aunque se ha aplazado la entrega de 24 unidades para asegurar más liquidez a la compañía.

Por su parte, Sir Stelios sigue ofreciendo las 5 millones de libras a quien le ayude a cancelar el pedido dado que de no hacerlo, asegura que la compañía habrá quebrado en diciembre de este mismo año. 

Comentarios