Trump saca a EEUU del tratado Open Skies: problemas a la vista

El presidente de los EEUU, Donald Trump, en una de sus ya famosas actuaciones precipitadas y sin consultar (duramente criticada por expertos internacionales), ha decidido sacar a los Estados Unidos del tratado firmado en Helsinki en 1992. El tratado de Open Skies es un acuerdo entre los países de la OTAN y Rusia mediante el cual se vigilan instalaciones de los contrarios. 

B707 estadounidense con sistema de vigilancia en la parte trasera.
¿En que consiste el tratado Open Skies?

Este acuerdo forma parte de un plan de desmilitarización y control armamentístico, pero no solo, dado que se puede ver desde el aire cualquier objetivo que se desee. Estos vuelos funcionan de la siguiente manera:

- Durante cierto tiempo establecido y previamente acordado, aviones de otros países pueden sobrevolar un territorio soberano para realizar vigilancia aérea a todos los objetivos que se deseen.

C-130 canadiense con el POD de vigilancia
- Un avión especialmente equipado con cámaras de vigilancia de alta tecnología llega a un país, por ejemplo, en el caso de España el aeropuerto base es Getafe. En caso de que el país de la OTAN que quiera realizar la observación no disponga de un avión especialmente preparado a tal efecto, pueden disponer de un POD que se puede colocar bajo el ala de los C-130 y que tiene la forma de un tanque de combustible externo, solo que en lugar de combustible almacena los sofisticados sistemas de fotografía y video.

- Una vez el avión llega, en este caso a Getafe, pasa en tierra un mínimo de 24 horas para que los anfitriones puedan verificar todo el equipamiento que lleva a bordo. Si se le da el visto bueno porque cumple con lo acordado en el pacto, la tripulación presenta un plan de vuelo en función de lo que quieren ver. Este plan normalmente se aprueba en 48 horas tras ser estudiado por el país anfitrión. 

- Si recibe el visto bueno, el avión ya puede volar durante varios días hasta completar ese plan de vuelo. Sin embargo, este plan de vuelo ha de ser respetado al milímetro y no cabe desviación posible. Después de cada vuelo, se inspecciona el material recabado. 

¿Qué objetivos se vigilan durante los vuelos Open Skies?

TU-154 ruso realizando un vuelo Open Skies en Getafe. 
Todo tipo de objetivos. Por lo general lo más interesante para los países extranjeros que van a visitar un país anfitrión para realizar estos vuelos son las bases militares o instalaciones de almacenamiento de activos militares. Pero no solo, dado que estos vuelos también se interesan en objetivos civiles o industriales, tales como fábricas, autopistas, aeropuertos, presas, centrales eléctricas, hidroeléctricas o nucleares, etc. Siempre, por supuesto, bajo aprobación previa del país anfitrión pues si este no quiere que se vea algo, no autoriza esa parte del vuelo. 

Estos vuelos son cruciales para vigilar otros acuerdos, como por ejemplo el cumplimiento del acuerdo de desmilitarización de 1991 por el que EEUU cortó en 5 trozos 365 B-52, tal y como os hemos contado en este artículo

Ahora, Estados Unidos se ha borrado de este tratado alegando que Rusia no cumplía con lo acordado en 1992, al no haber formado parte oficial nunca del acuerdo. Con la retirada de los EEUU, Rusia no podrá sobrevolar el territorio norteamericano para estos vuelos y EEUU tampoco podrá sobrevolar Rusia. Es una medida de presión, según ha anunciado el propio Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo. Esperan que con esta medida obliguen a Rusia a adherirse de manera definitiva al tratado, posiblemente bajo nuevas condiciones. 

El hecho de que EEUU se haya borrado de este tratado no tiene por que afectar, en un principio, a los demás países participantes en el mismo. No obstante, como han dicho varios analistas militares: "hoy, el mundo es un poco más peligroso que ayer". 

Fotos e información: Alberto González

Comentarios