Airbus presenta unas pérdidas de 2.300 millones pese a entregar 3 veces más aviones que Boeing

El constructor europeo ha presentado sus cuentas para la primera mitad del año en curso y se podrían calificar de catastróficas, aunque la parte buena es que podría salir muy reforzado de la crisis.

Airbus ha perdido durante los 6 primeros meses de su año fiscal (de enero a junio) un total de 2.272 millones de dólares frente a las ganancias de 1.147 millones de dólares del año pasado. Estos resultados se deben a la gran bajada de la demanda de aeronaves comerciales por parte de las aerolíneas debido a la crisis del Covid.

Aún así, Airbus ha entregado este año (hasta el 30 de junio) un total de 196 aviones (11 A220, 157 A320, 5 A330 y 23 A350), casi el triple que Boeing que solo ha conseguido entregar 70 y la mayoría fueron en el primer trimestre, antes de la crisis. Boeing ha tenido unas pérdidas durante los 6 primeros meses de 3.000 millones de dólares, unos 730 millones más que Airbus. 

En cuanto a pedidos de aviones, Airbus ha ganado un total de 298 aviones netos (364 pedidos brutos menos 66 cancelaciones) en su división de aeronaves comerciales, después de las pocas cancelaciones que ha tenido. Su cartera de pedidos se compone de 7.584 aviones, mientras que en el mismo periodo Boeing ha perdido más de 800 aviones por las cancelaciones del MAX y de la crisis, situándose su cartera en solo 4.500 aviones. 

Entre las pérdidas de Airbus, destacan las del programa A380 próximo a finalizar, que han contabilizado 393 millones de dólares en negativo en estas cuentas para los 6 primeros meses, una cifra que aumentaría considerablemente si se retrasan las entregas pendientes a Emirates y se cancelan los últimos 5 Super Jumbos.

El fabricante europeo terminó el año 2019 con una pérdida de 1.362 millones de euros (1.612 millones de dólares) pese a haber entregado 863 aviones. Esto fue debido a que se registraron en las cuentas de 2019 una partida de 4.000 millones de euros (4.736 millones de dólares) por la multa impuesta por soborno y corrupción.

Comentarios