Boeing recorta la producción de casi todas sus cadenas de montaje

Tras la presentación de resultados del pasado día 29, Boeing también ha anunciado sus planes de ajuste y control de gastos que pasan irremediablemente por recortes en la producción y despido de personal.
Foto: Jeremy Elson
Debido a la gran bajada de pedidos Boeing ha actualizado a la baja sus previsiones de construcción de aviones para los próximos años y ha anunciado cambios muy importantes en las mismas:

Programa B737MAX:

El MAX sigue en tierra, con 450 unidades sin entregar de las cuales, algunas, ya no serán entregadas a su cliente inicial dado que el pedido ha sido cancelado, por lo que hay que reconfigurar el avión para otra aerolínea. Boeing esperaba que la certificación del MAX estuviera lista para diciembre del año pasado, sin embargo, ahora se producirá casi con toda seguridad a mediados de octubre.

Boeing había planeado reanudar la tasa de producción lentamente hasta alcanzar las 42 unidades al mes en 2023 y posteriormente subirla hasta los 52 aviones. Estos claro, eran planes de antes de la crisis. Ahora esperan que la producción se incremente poco a poco hasta las 31 unidades al mes en 2022, aunque muchos analistas aseguran que no es un objetivo realista.

Programa B737NG - Poseidón:

Boeing seguirá fabricando el P-8A Poseidón como un avión comercial con adaptación militar, por lo que los recortes no le afectan al encuadrarse en otro segmento. 

Programa B767:

Parece que el bimotor es el único que no está afectado por esta reducción de la tasa de producción. Seguirán fabricándose 3 B767 al mes, una tasa que se incrementó recientemente. Cabe recordar que este avión solo se fabrica en la versión 767-300F y KC-46 (derivado del B767-200ER).

Programa B777 - B777X:

En este programa, Boeing también hará cambios. Inicialmente estaba previsto construir 3 unidades al mes en 2021, sin embargo, ahora ha anunciado que serán solo dos las unidades que saldrán de la cadena de producción combinada del actual B777 y el nuevo B777X. Uno de los apartados más importantes es que Boeing finalmente retrasará la entrada en servicio del B777X a 2022, tal y como había predicho (y quería) el CEO de Emirates. Sin embargo, si será un golpe para Lufthansa que quería el nuevo bimotor a principios del año que viene.


Sobre el programa B747 y su final hablaremos en este artículo. En cuanto al B787, debido a los profundos cambios que se llevarán a cabo, hablaremos en este artículo.

Con todo esto, el que ha sido uno de los edificios más grandes del mundo en cuanto a superficie, el edificio más grande del mundo sin columnas y el edificio con las puertas correderas más grandes del mundo, se quedará vacío en buena parte de sus instalaciones cuando la producción se reduzca.

Comentarios