Hawaiian Airlines no recibirá ningún B787 hasta 2022 ó 2023

Así lo ha anucniado durante la presentación de resultados el CEO de la aerolínea, Peter Ingram, donde ha anunciado una pérdida neta de 1.000 millones de dólares para el primer trimestre del año financiero de la aerolínea (abril-junio).

En 2018, Hawaiian Airlines cancelaba un pedido de 8 Airbus A330-800NEO en favor de 10 Boeing B787-9 Dreamliner con opción a otros 10 más. Estos nuevos aviones iban a complementar a los A330-200 que actualmente posee la aerolínea y a sustituir a los más antiguos.

Los Dreamliner iban a ayudar a la aerolínea a su expansión internacional, potenciando rutas al continente pero también a Asia y Oceanía. También había rumores de que la aerolínea quería aprovechar el gran potencial del Dreamliner para lanzar vuelos directos entre Hawai y Londres, en Reino Unido, algo que el Dremaliner si podría completar. De hecho, un B787-9 Dreamliner de la compañía Air Thaití Nui voló este año desde Papeete hasta París (estableciendo un récord al vuelo doméstico más largo del mundo), una distancia más larga que desde Hawai hasta Londres.

Ahora, el CEO ha dicho que siguen en conversaciones con Boeing para mantener, pero retrasar el pedido original hasta 2022 ó 2023, como pronto. Estaba previsto que las primeras dos unidades con las nuevas cabinas hubiesen llegado a Honolulu a mediados del próximo año. Sin embargo, ahora la aerolínea está luchando por su supervivencia (como todas) e intentando reestructurar su red de rutas y la empresa en sí.

Comentarios