¿Puede un helicóptero cargar agua en una piscina particular para apagar un incendio?

Año tras año nos enfrentamos en España (y en muchos otros países) a los temidos incendios forestales que cada año devoran miles de hectáreas de naturaleza y que a veces se acercan peligrosamente a las casas. 
Foto: Alberto González
Y, año tras año, surge la misma duda entre muchos residentes y las mismas quejas: ¿puede un helicóptero que está luchando contra un incendio cargar agua en una piscina particular?

La ley establece que los medios dedicados a sofocar un incendio, lo que comprende bomberos, bomberos forestales, UME, policía local, Guardia Civil, medios aéreos y, en definitiva, cualquier cuerpo oficial que esté dedicado a sofocar ese incendio, puede disponer de todos los medios que consideren necesarios para acabar con ese fuego. Es decir, los medios que se dedican a apagar incendios podrían disponer de cualquier material, desde un rastrillo o una pala, hasta el agua de una piscina particular o municipal para sofocar ese incendio. 

Por tanto, sí, los helicópteros pueden cargar agua en piscinas particulares. Hay que tener en cuenta que una carga en uno de los famosos bambi puede ir desde los 2.500 litros hasta los 5.000 para los helicópteros de más potencia como el Kamov. Además, los propietarios de las piscinas tienen la obligación de asegurarse en la medida de lo posible que todos aquellos objetos que puedan salir volando y causar un accidente como flotadores o hamacas, han de estar atados o se deben retirar. 

Sin embargo, también existe la posibilidad de reclamar por vía administrativa cualquier daño que se produzca en la propiedad durante el desarrollo de la actividad. De igual manera, el propietario de una vivienda en cuya piscina se haya cargado agua, puede reclamar a la administración competente una indemnización por el valor del agua utilizada o que esta sea repuesta. No obstante, por lo general, si se utiliza una cantidad considerable de agua de una piscina los bomberos suelen reponerla cuando el trabajo está realizado utilizando uno de sus camiones. 

En España existen empresas que se dedican al transporte de agua potable para el llenado de las piscinas, que dependiendo del lugar y la cantidad puede ir desde los 150€ hasta los 800€. Sin embargo, ¿quién podría negarse a que los medios especializados luchen contra un incendio que podría devorar su casa? Si aún así existen personas que se niegan a colaborar o lo impiden activamente, como un particular que en el año 2012 apedreó un helicóptero de los bomberos que iba a cargar agua en su piscina, cabe destacar que el responsable podría enfrentarse a multas económicas considerables e, incluso, pena de cárcel dependiendo de la gravedad de sus actos.

Comentarios

Publicar un comentario