Decenas de vuelos cancelados debido al humo de los incendios forestales en los EEUU

Los grandes incendios que azotan ya casi toda la costa oeste norteamericana han dejado a su paso caos y destrucción y una enorme columna de humo que ha llegado incluso a Europa. 
A320 de Alaska Airlines despegando en San Francisco la semana pasada
Las áreas más afectadas de California, Oregón y Washington han tenido que pedir a sus ciudadanos que no salgan a la calle debido a la muy mala calidad del aire debido a las cenizas en suspensión. Como es normal, se han tenido que cancelar cientos de vuelos estos días. 

El humo y las cenizas vegetales no representan un peligro tan grande para el avión como las cenizas volcánicas, que son mucho más grandes y abrasivas, lo que puede causar severos daños en el avión. Aún así, la seguridad siempre prima sobre cualquier otra circunstancia y este caso no es una excepción. Por eso, durante los días pasados se han cancelado varios cientos de vuelos debido a la escasa visibilidad que había tanto en la aproximación como en los propios aeropuertos. Se han desviado las rutas de numerosos aviones para evitar que pasen sobre las áreas en las que los incendios estaban aún activos por dos razones: para no sufrir ningún percance ni turbulencia (el aire caliente ascendente puede causar turbulencia) y también para evitar esparcir las brasas a otros sitios, lo cual no es un problema si el avión está ya a una altitud considerable, pero si lo es si acaba de despegar o si se dispone a aterrizar.

En las últimas horas parece que la situación ha ido ligeramente a mejor, por lo que no se esperan muchas más cancelaciones. Los aeropuertos más afectados hasta ahora han sido San Francisco, Sacramento, Portland y Seattle.

Comentarios