Iberia se pasa a los pushback eléctricos en Madrid y Barcelona

 La compañía española ha introducido los primeros 8 vehículos pushback completamente eléctricos en Madrid y Barcelona.


Este paso significativo acerca más a la compañía en su reto de reducir al máximo su huella de carbono. Cada uno de estos vehículos ahorrarán hasta 23 toneladas de CO2 al año. Además, son controlados por control remoto y gracias a sus baterías de 80V, pueden remolcar a 28 aviones entre cada carga. 


Además, este vehículo también reduce la contaminación sonora del entorno, pues es prácticamente silencioso al ser eléctrico, lo que es un gran punto a favor en un ambiente en el que se generan muchos ruidos como es un aeropuerto. Este vehículo está certificado para operar con todos los modelos de la familia A320 y también los B737, por lo que se utilizará para la flota de corto y medio radio de la compañía. 


Vehículos parecidos llevan años operando en otros aeropuertos como París con muy buenos resultados. Gracias al menor mantenimiento que precisan y al menor número de averías que sufren, los vuelos mantienen una tasa de puntualidad más alta que con los vehículos convencionales con combustibles fósiles.


Comentarios