Última hora: la EASA declara seguro para volar al Boeing B737MAX

 La agencia europea ha hecho esta mañana un anuncio, a través de Patrick Ky, su director ejecutivo, respecto al programa B737MAX y su nueva certificación. 


La EASA ha quedado satisfecha con los cambios observados en el avión durante los vuelos de prueba que han tenido lugar hace unas semanas en Vancouver, Canadá. Para el regulador europeo, se han solucionado los problemas que han llevado al MAX a tierra desde marzo de 2019 tras los dos accidentes mortales que ha sufrido. 


Según Ky, la agencia europea ya se encuentra trabajando en un borrador para dar el visto bueno al avión mediante el Certificado de Aeronavegabilidad, si bien antes de volver a obtener la autorización definitiva se ha de abrir un periodo de 4 semanas para comentarios públicos y alegaciones, tras lo cual se analizarán y si todo va bien, el avión obtendría de nuevo su certificado, algo que podría ocurrir incluso antes de final de año. 


Resulta sorprendente que haya sido la EASA la primera agencia en dar su visto bueno al MAX, tras haber sido una de las agencias más críticas durante todo el proceso de modificación del software del avión. Este anuncio se produce poco después de que el director de la FAA, Stephen Dickson, haya realizado un vuelo de prueba tras lo cual dijo que aún quedaban cosas pendientes por realizar. 


La EASA concederá el Certificado de Aeronavegabilidad antes de que Boeing haya desarrollado un sensor de ángulo de ataque sintético que facilite el trabajo a los pilotos en caso de fallo o contradicción de los sensores mecánicos externos. Boeing estimó un plazo de 20 a 24 meses para su desarrollo e instalación, siendo este punto una de las principales exigencias de la EASA para certificar la aeronave.


El mercado europeo es el segundo más grande e importante para el programa MAX de Boeing solo por detrás de Estados Unidos estando aquí uno de sus principales clientes: Ryanair. 



Comentarios