Delta estaría en conversaciones con Boeing para adquirir el MAX y "otros aviones"

 Desde que se sabía que la certificación del MAX estaba cerca, muchos han sido los rumores que apuntaban a que Delta podría estar interesada en este modelo y, parece que ahora se confirman.


Delta es la única aerolínea norteamericana grande que aún no tiene un pedido del MAX. De hecho, la compañía con sede en Atlanta ya no tiene ningún pedido con Boeing desde que recibiera su último avión en agosto, un Boeing B737-900ER


En los últimos años, la compañía ha estado más cercana a Airbus que a Boeing y parece que con el fin de los aranceles cada vez más cerca, esta relación podría incrementarse. Pero según el CEO de la compañía, Ed Bastian, en una entrevista concedida al Financial Times, La aerolínea norteamericana se encuentra en conversaciones con Boeing acerca de varios modelos, incluido el MAX. 


Analizando estas palabras siempre con cautela y, teniendo en cuenta como está el mercado actual, esto podría traducirse probablemente en un pedido de B787 para reemplazar a sus B777-200ER y B777-200LR (ya retirados), así como a los B767 que están llegando al final de su vida útil.


En cuanto a la flota de corto radio, exceptuando la flota del A321 y los B737, los demás modelos de corto y medio radio de Airbus tienen una edad cercana a los 20 años o, como en el caso de los 63 A320, superan los 25 años de edad media. Por lo que un pedido de un número importante de MAX podría ser beneficioso para ambas empresas: a Boeing le daría la reputación y la buena publicidad que tanto le falta estos días y a Delta le daría unos aviones nuevos, eficientes, de entrega casi inmediata y a un precio inmejorable, pues Boeing está deseando recuperar parte de las 1.000 cancelaciones que ha sufrido.


Y quién sabe, quizás también podemos acabar viendo un pedido de pocas unidades (no más de 10 ó 15) del nuevo B777-9X para que sea el buque insignia de Delta en aquellas rutas de alta demanda. 

Comentarios