JetBlue consigue slots en Gatwick y Stansted, pero no Heathrow

 La aerolínea norteamericana de bajo coste ha conseguido esta semana la adjudicación de un importante número de slots en los dos aeropuertos secundarios de Londres (sin contar City), pero no en su objetivo, que era Heathrow.

Foto: Adam Moreira via Wikipedia

Airport Coordination Lt., empresa que adjudica y gestiona los slots de los aeropuertos londinenses, ha ofrecido a JetBlue 14 slots semanales en Gatwick y 28 en Stansted, es decir, podrán aterrizar y despegar una vez al día en el primer aeropuerto y dos veces en Stansted. Pero, de momento la petición de 48 slots semanales en Heathrow ha sido rechazada.


Cabe recordar en este punto que Heathrow es uno de los aeropuertos más congestionados y codiciados del mundo, donde un slot puede valer millones de dólares y donde las aerolíneas extranjeras, excepto casos contados, vuelan con aviones de gran capacidad para aprovecharlos al máximo.


Pero, ¿por qué tantos slots?

JetBlue tiene pedidos 13 Airbus A321LR con los que quiere volar entre Nueva York y Londres. Estos aviones están equipados con una cabina de solamente 138 asientos, cuando este avión puede llevar hasta 220 pasajeros. La razón es que JetBlue equipará estos aviones con un interior renovado, más cómodo y luminoso para los pasajeros. Además, así tampoco tendrán tantas restricciones de peso en cuanto a carga de pago. 

Aunque esta solicitud ha sido rechazada, la aerolínea seguirá intentando volar a Heathrow dado que Londres es un mercado muy importante, según el CEO de la compañía Robin Hayes y quizás la situación actual facilite el que la aerolínea pueda conseguir el permiso para volar a Heathrow. Aunque de momento no hay nada confirmado de forma oficial, hay rumores bastante fuertes que apuntan a que las próximas ciudades a las que podría volar JetBlue podrían ser París, Milán y Roma. 

Puede que la irrupción de JetBlue con los nuevos A321LR en el mercado transatlántico baje los precios de los billetes al ofrecer un producto de calidad, pero que no deja de ser low cost. Antes de la pandemia, este modelo de negocio funcionaba para Air Transat que había establecido algunas rutas transatlánticas con el A321LR, incluido a Madrid, pero otras aerolíneas que usaban aviones más grandes habían fracasado, como es el caso de WowAir.

Comentarios